Be Studios

Intercontinental Design Firm

This is our knowledge center. Enjoy!

Reflexiones de ciclista

Llevo ya 3 años activamente circulando por mi rutina casa-trabajo-compras-varios en bicicleta por Santiago. Y aquí dejo algunas observaciones que recuerdo día-a-día mientras transito por este medio a través de las calles de la capital:

  • no soy ciclista. sólo me transporto en bicicleta por elección. mientras puedo evito el transporte público -cada vez más deplorable- ó como quieras llamarlo por su nombre: Transantiago. También evito utilizar el automóvil, el que queda estacionado deteriándose por el sol durante toda la semana (apenas lo uso los fines de semana).
  • pocos usan casco. más que consciencia, faltan más sacadas de chucha para que compren un casco y lo usen.
  • pocos usan luces en sus bicicletas. y de los que la tienen, pocos las encienden. y a veces tienen unas que iluminan menos que una luciérnaga. de esas que cuestan luka.
  • muchos ciclistas son igual que los conductores que maldicen: no respetan las señales, tampoco las convenciones comunes como por ejemplo no adelantar cuando no tienes espacio o no ocupar el espacio del carril contrario en un cruce. el problema no es el medio en el que te transportas, es la persona.
  • más hombres que mujeres usan la bicicleta.
  • hay pocas ciclovías. poquísimas. y las que hay no tienen los estándares necesarios de espacio y continuidad.
  • muchas veces te encuentras con pozas de agua. y cuando pretendes llegar al trabajo medianamente decente, evitarlas es arriesgarte a ser atropellado.
  • por suerte me tocan automovilistas precavidos y toman mucho espacio para adelantarme cuando voy por la calle. no así conductores de microbús, los que muchas veces me pasan a menos de 1 metro adelantándome.